Considerada dentro del conjunto de las denominadas frutas exóticas, la granada se está abriendo caminos con gran éxito en el mercado europeo de las frutas. Las principales cadenas de retail ya muestran en sus góndolas granada en sus múltiples presentaciones comerciales.

La costa oeste de los Estados Unidos la ha incorporado con plantaciones en los últimos años, y promocionado su consumo a través de marcas lanzadas exitosamente al mercado, acompañando una tendencia a consumir "productos salud".  Según encuestas recientes en los Estados Unidos el 81% de los consumidores demuestra interés por el factor "salud" en la elección de compra de alimentos.

Desde el hemisferio sur es casi inexistente la provisión de producciones en ambos mercados, con la ventaja adicional de ingreso en ventana de contraestación.